La tendencia Dandy impera en las pasarelas y en las calles. Hombres – objeto, esclavos de su figura, son los nuevos fashion-victim. Viven 100% pendientes de su imagen.

Las mujeres se vuelven locas por un hombre bien vestido, ellos lo saben, lo admiten y lo quieren. Hombres refinados en el vestir y con una fuerte personalidad, saben como sacar su mejor sonrisa y su actitud más seductora. Los dandys nos excitan porque son inclasificables, y porque insinúan una libertad que deseamos, juegan con la masculinidad y la feminidad; inventan su imagen física, asombrosa siempre, son misteriosos y alusivos. Los dandys fascinan,  seducen y crean una presencia ambigua, tentadora , que agitan deseos reprimidos. ¿Quieres convertirte en un dandy?…

soulartestilistas

Pues empecemos por cuidar tu piel…

La piel del hombre es diferente a la de la mujer. Hay tres factores fisiológicos que la diferencian: el espesor, la firmeza, y la secreción sebácea, además de la continua agresión del afeitado que la irrita, descama y deshidrata.

Por eso necesita un cuidado diferente y específico. A mí particularmente me encantan los productos de la línea For Men de Germaine de Capuccini, porque están formulados a base de ingredientes naturales como Salvia de Abedul, Extracto de Hoja de Olivo, Vitamina C o extracto de Sake, que consiguen resultados rápidos y duraderos, frente a los problemas de la piel del hombre. En poco tiempo se obtienen resultados asombrosos y os gustará estar en vuestra piel.

En cuanto al cabello, el corte de pelo del dandy está estudiado y cortado al milímetro, único y sin artificios inútiles. Tiene que ser un corte limpio y perfecto. Para peinarlo es muy sencillo, sólo necesitamos una buena cera o gel para fijar. Haciendo una raya al lado y peinando el pelo hacia atrás, quedará perfecto.

soulartestilistas

Por último pasamos al vestuario y aquí os enumero los diez caprichos de lujo del dandy actual, ( lujo sólo al alcance de unos pocos):

  1. Tener una corbata personalizada de Hermes.
  2. Hacerse una camisa a medida de Turnbull & Asser.
  3. Comprarse un traje cortado a mano por Mariano Rubinacci.
  4. Que le regalen un jérsey de Baby Cashmere de Loro Piana.
  5. Un abrigo de vicuña de Brunillo Cucinelli.
  6. Unos zapatos a medida de Lobb.
  7. Un reloj Patek Philippe.
  8. Un cinturón de cocodrilo de Tom Ford.
  9. Una bolsa de viaje de Goyard.
  10.  Un perfume exclusivo de Jar.

 

Sólo nos falta lo primordial, un requisito imprescindible, y es la actitud. Porque dandy es aquel que conoce las reglas y las rompe, porque sabe como hacerlo. Ni más ni menos. Porque esa ruptura de reglas está perfectamente estudiada, finamente hilada, con el objetivo de no dejar indiferente al espectador. Porque el dandy no puede dejar indiferente a nadie, su vanidad no se lo permite.

Podría pasarme horas hablando de este estilo de hombre, pero lo dejo aquí y termino con una frase de James Laver:

 

La ropa es el mobiliario de la mente hecho visible. Así como tengamos amueblada la cabeza, será la decoración de nuestro cuerpo, aunque, la elegancia es una cuestión de actitud.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Maria Soledad González Sevila - Soul Art Estilistas.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Maria Soledad González Sevila - Soul Art Estilistas.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://soulart.es/aviso-legal/.