Ellos “NO quieren ser calvos” y son capaces de cambiar salud por belleza.

Estos últimos días, me ha llamado la atención el número de clientes varones de entre 19 y 30 años que me han comentado que están tomando FINASTERIDA para frenar la caída del cabello y para que les salga más pelo.

.

Foto1

¿Y qué es la FINASTERIDA?

Es un medicamento que empezó utilizándose en comprimidos de 5 miligramos para tratar pacientes con hiperplasia benigna de próstata.
A parte de los buenos resultados, observaron que los pacientes presentaban un efecto colateral. Se les detenía la caída del cabello y observaban un mayor crecimiento de este. Comenzaron a experimentar con personas más jóvenes utilizando 1 miligramo en vez de 5 y los resultados fueron más que alentadores.
Es el primer fármaco por vía oral que ha demostrado detener la caída del cabello y promover el crecimiento en zonas donde antes había pelusa.
Actúa inhibiendo la 5 alfa-reductasa Tipo II, produciendo de este modo menos cantidad de DHT y frenando el proceso degenerativo del cabello.
El 83% de los pacientes que lo toman han notado más cantidad de cabello. Actualmente es el medicamento más eficaz contra la alopecia masculina.

Foto 2Síntomas…

Es un medicamento con muchas contraindicaciones y efectos secundarios como:
Impotencia.
Falta de deseo sexual.
Dificultad para lograr una erección.
Menos cantidad de semen.
Ginecomastia.
Dolor testicular.
Depresión
Reacciones alérgicas…..etc
No está indicado en mujeres. Ocasiona malformaciones en el feto.
Por eso, antes de comenzar el tratamiento, es indispensable acudir al médico, y realizar una evaluación cuidadosa para descartar otras patologías, como infección, estenosis, cáncer de próstata u otros trastornos. Este medicamento, hay que tomarlo siempre bajo preinscripción médica, y adquirirlo con receta. Un medicamento con tantos efectos secundarios y teniendo en cuenta que es para toda la vida, (porque en el momento que se deja de tomar el pelo vuelve a caer), es un suicidio tomarlo por cuenta propia, como también es aberrante y denunciable, las farmacias que lo están vendiendo “sin receta médica”. Algunas farmacias son como supermercados, y lo único que les importa es vender, sea lo que sea. ¡Cuánta falta de profesionalidad! Os digo, que no vale la pena jugarse la salud, porque como bien dijo Lady Margueritte Blessington :

“El mejor cosmético para la belleza es la felicidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *