La estética oncológica engrandece la palabra belleza, la despoja de toda frivolidad y la convierte en una herramienta imprescindible para abordar una curación con éxito.

 

A lo largo de toda mi vida, debido a mi profesión, he escuchado millones de historias, unas buenas y otras no tanto. Sin embargo la que me contó Beatriz el otro día, sin duda, me ha cambiado la vida. Beatriz, es una persona alegre, con la que puedes entrar fácilmente en confianza porque siempre anda con una sonrisa y una palabra amable para los demás. Es clienta mía desde hace dos años y desde el principio tuvimos muy buena comunicación y mucho feeling. Suele venir a verme cada 15 días y siempre entra con una preciosa sonrisa que le ocupa toda la cara. Pero el miércoles algo cambió, no entró sonriendo y gritando “buenos días”. Su entrada fue silenciosa. Al verme se abalanzó hacia mí y me abrazó. Todavía puedo sentir el miedo que me transmitió ese abrazo. Con un nudo en la garganta apenas pudo decirme que tenía “cáncer de pecho”.

soulartestilistas2

El miedo..

La tristeza es una reacción natural frente a la experiencia del cáncer de mama, algo que debes expresar y sobrellevar. Si no te permites sentirte triste y afligida, este pesar no resuelto interferirá en tu bienestar y recuperación. La fatiga, el efecto secundario más común del cáncer de mama, quizá te golpee duro. Tal vez tengas también bochornos y trastornos del sueño. Es posible que te sientas abrumada o incluso debilitada. Todos estos factores pueden hacer que estés deprimida.

 

Cuando le comunican que tiene cáncer de seno,

es posible que sienta que ha perdido el control

de su vida. Tal vez se sienta abrumada con

todas las decisiones que tiene que tomar.

Las mujeres solteras y más jóvenes experimentarán una ansiedad mucho más elevada, ya que la necesidad de gustar y buscar pareja les ayuda a tener ideas más negativas al respecto. Aquí la función de especialistas y familiares será fomentar la seguridad en sus cualidades internas y en su atractivo global como persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *